RAJOY RECUERDA EL “CALADO HISTÓRICO” DE ESTE SÍMBOLO REVOLUCIONARIO DEL SIGLO XX

Cuba despide a Fidel, el descendiente de españoles que marcó el destino del país durante medio siglo

| 26 Noviembre 2016 - 13:57 h.
Fidel Castro y Manuel Fraga juegan una partida de dominó durante la estancia del líder cubano en Galicia.
Fidel Castro y Manuel Fraga juegan una partida de dominó durante la estancia del líder cubano en Galicia.

Los cubanos se acostaron este viernes con una noticia impactante que bien podría cambiar el curso de sus días: el comandante en jefe de la Revolución, Fidel Castro, habría fallecido a las 22,29 horas de ese mismo día y atendiendo a su expreso deseo, sus restos serán cremados. Así lo confirmó en un escueto mensaje televisado, emitido con “profundo dolor”, su hermano Raúl Castro, en quien Fidel confió los destinos del pueblo cubano en el año 2008, tras conocer que padecía una enfermedad de la que nunca se recuperó y sobre la que no se dieron excesivos detalles.

La muerte del líder de la revolución cubana cuando contaba 90 años de edad –los cumplió el pasado 13 de agosto– podría dar paso a un nuevo tiempo político en la isla caribeña, que, con el otro Castro al frente, ha comenzado ya a dar muestras de apertura al mundo.

Desde España, país en el que hunden buena parte de sus raíces los Castro –su padre era gallego, del municipio lucense de Láncara–, se han sucedido a lo largo de este sábado los mensajes de condolencia por el fallecimiento del hombre considerado como el símbolo revolucionario del siglo XX.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los líderes de los partidos políticos se han pronunciado sobre su fallecimiento y también sobre su figura, que fue calificada por Rajoy como de “calado histórico”.

“Mis condolencias al gobierno y autoridades cubanas por el fallecimiento del expresidente Fidel Castro, una figura de calado histórico”, ha escrito el presidente español a través de twitter.

El mensaje difundido por el Ejecutivo español ahonda en este idea y, tras expresar sus “más sincero pésame” por el fallecimiento de Fidel Castro, destaca la influencia que ejerció en Latinoamérica.

“Desaparece una figura de gran calado histórico, que marcó un punto de inflexión en el devenir del país y que tuvo gran influencia en toda la región”, reza el comunicado del Gobierno, en el que también se asegura que “el expresidente Castro mantuvo siempre estrechos vínculos con España como hijo de españoles y estuvo muy apegado a sus lazos de sangre y cultura”. “Por ello –continúa– España se une especialmente al pesar del Gobierno y autoridades cubanas”.

Respecto a las relaciones entre ambos países, el Gobierno de España “expresa su voluntad de continuar trabajando intensamente en el fortalecimiento de los vínculos bilaterales y de las relaciones de profunda amistad que unen a nuestros dos pueblos”.

El exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez también se pronunció sobre la muerte del líder revolucionario cubano y, a este respecto, la calificó como “el fin de una época”. En ese contexto, el político socialista, que publicó su primer comentario sobre el fallecimiento de Castro en su cuenta personal de twiter, envió un abrazo a los cubanos y los animó en su “marcha hacia la libertad y la democracia”.

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se refirió a Fidel Castro como un “referente de la dignidad latinoamericana” pese a “sus luces y sombras”.

 

Fidel en España

Durante los casi 50 años que permaneció en el poder, Fidel Castro pisó territorio español en dos ocasiones. La primera de ellas, en 1984, en el transcurso de una escala técnica cuando regresaba de los funerales de Yuri Andropov en la Unión Soviética.

En el verano de 1992, el líder cubano sí realizó su primera visita oficial a España, aunque no de Estado, para participar en la cumbre Iberoamericana. En esa ocasión, Castro aprovechó el viaje para visitar Galicia, lugar de nacimiento de su padre, Ángel Castro, natural de Láncara, municipio lucense que también visitó Raúl Castro en 2005, y por el que ambos han sido nombrados ‘hijos predilectos’.

Acompañado por el entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga (fallecido en 2012), Fidel Castro visitó el lugar de nacimiento de su progenitor y arropado por los vecinos que le vitorearon en todo momento, confesó que la estancia en el municipio le proporcionó uno de los días más felices de su vida.

Ambos políticos recorrieron la aldea, situada a 20 kilómetros de Lugo, durante unos 20 minutos y pudieron visitar la casa, hoy deshabitada, donde nació Ángel Castro Argiz, un emigrante de raíces humildes que, como otros muchos, hizo fortuna en la isla caribeña.

Durante la estancia, Fidel pudo conocer a una prima segunda, Consuelo Argiz, la única integrante de la familia que se había quedado en el pueblo.

El líder cubano departió con la gente, paseó por la única calle de Láncara y fue vitoreado por unas 200 personas. La banda de música de Sarria le obsequió con unos pasodobles y la orquesta cubana Neno González, que se trasladó a Láncara expresamente desde Asturias, interpretó unas congas en su honor.

La estancia de Fidel en Galicia se prolongó durante dos días y, en ese tiempo, el presidente Fraga le organizó una agenda repleta de homenajes y celebraciones, que el líder cubano supo agradecer.

Sobre esta visita, se realizó un documental, titulado ‘Fraga y Fidel, sin embargo’, dirigido por el pontevedrés Manuel Fernández-Valdés, que, en 2012 fue seleccionado para optar a la Caracola de Alcances al mejor largometraje en la sección oficial de la 44ª Muestra Cinematográfica del Atlántico, organizada por el Ayuntamiento de Cádiz.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca