PIDEN QUE MODIFIQUE SU POSICIÓN PARA ASEGURAR LA RECUPERACIÓN DEL DERECHO

Los CRE de Edimburgo, Suecia, Génova y Roma también se oponen a las enmiendas del PSOE a la nacionalidad

| 08 Noviembre 2018 - 17:01 h.

Los Consejos de Residentes Españoles (CRE) de Edimburgo, Suecia, Génova y Roma también han decidido alzar sus voces para mostrar su “total disconformidad” con las enmiendas introducidas por el PSOE a la Proposición de Ley en materia de concesión de la nacionalidad española a los descendientes nacidos en el extranjero de progenitores españoles, al tiempo que las consideran “un agravio inaceptable para los derechos de los españoles en el exterior y sus descendientes”.

Es por eso que en sus comunicados, expresados en idénticos términos, los presidentes de los CRE de Edimburgo, David Casarejos; Suecia, Eva Ortega; Génova, Ana Álvarez San Andrés, y Roma, Soraya Vicente Matías –estos dos últimos, respaldados por la consejera por Italia en el CGCEE, Ana Lourdes de Hériz–, instan a los parlamentarios del PSOE a que “modifiquen su posición y a que retiren las enmiendas para asegurar, sin exclusión ni limitación, la recuperación y el mantenimiento de la nacionalidad española” en los términos de la Proposición de Ley.

Dicha proposición, presentada por Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea para reconocer la nacionalidad a algunos de los descendientes que se quedaron fuera por esa condición, fue admitida a trámite por unanimidad en el Senado el pasado 19 de junio.

Los firmantes hacen hincapié en las enmiendas número 14 y 19 del PSOE a la Proposición de Ley –de las que da cuenta el Boletín Oficial de las Cortes Generales del pasado 22 de octubre–, que añaden apartados y suprimen otros del Código Civil en lo que afecta a ‘los españoles y extranjeros’, que ya habían sido modificados en la Proposición elaborada por la coalición de izquierdas para ampliar el derecho de acceso a la nacionalidad a ciertos casos de descendientes que no estuvieron contemplados en anteriores leyes.

Los socialistas proponen modificar el artículo primero de la Proposición y constituirlo como artículo único, introduciendo modificaciones en los artículo 17, 20 y 26 del Código Civil. En coherencia con el artículo primero, también proponen la supresión de la disposición final primera de la Proposición, que amplía los supuestos del artículo 20 del Código Civil para reconocer derechos a los nietos de emigrantes, lo que, a juicio de los representantes de los CRE, limitan la recuperación y el mantenimiento de la nacionalidad.

 

Discriminación con los nietos

La nueva redacción del PSOE excluiría del acceso a la nacionalidad a los nietos de emigrante español varón que tuvo que renunciar a la nacionalidad española a favor del país de acogida, así como a los nietos de mujeres españolas emigrantes, independientemente de si tuvieron, recuperaron o perdieron su nacionalidad con anterioridad al nacimiento de sus descendientes. También dejan fuera de ese derecho a los hijos mayores de edad de las personas a las que les fue reconocida la nacionalidad de origen en virtud del derecho de opción, sin tener en cuenta su edad en el momento de ejercer el derecho de opción por parte de su progenitor.

Con sus manifestaciones de rechazo, los presidentes de los CRE a los que se hace alusión se unen a las protestas del Centro de Descendientes de Españoles Unidos y del Centro de Descendientes de Españoles en el Extranjero (CeDEU), así como de otros CRE y de entidades representativas de la colectividad española en el exterior, entre los que destaca el CRE de Buenos Aires que, a finales de octubre, ya expresó igualmente su “total disconformidad” con las enmiendas del PSOE.

“Los diputados socialistas desconocen así que su posición en la tramitación en el Senado fue diametralmente distinta”, aseguraron desde el CRE de Buenos Aires.

 

IU Exterior

Al igual que los CRE y los asociaciones de descendientes de españoles en el extranjero, IU Exterior también critica las enmiendas socialistas a la Proposición de Ley sobre nacionalidad, ya que deja los requisitos de acceso redactados de una manera mucho más ambigua que podría dar carta blanca al Registro Civil para aceptar o no la petición expresada.

El coportavoz de IU Exterior, Eduardo Vázquez, asegura que “garantizar la nacionalidad española a estas personas garantiza a su vez un crecimiento social, económico y vitales para la España del futuro”.

Para IU Exterior, es importante recordar que en países del entorno de España, como Italia, Portugal o Alemania, se han aprobado leyes similares a las respaldadas en el Senado el pasado mes de junio, muchas de ellas incluso más garantistas.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca