LA BOMBA DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL SE DESARMÓ CON ÉXITO

La ciudad fantasma de Frankfurt y la colectividad española recuperan la normalidad

| 06 Septiembre 2017 - 14:40 h.
Fue necesario desalojar dos grandes hospitales.
Fue necesario desalojar dos grandes hospitales.

La ciudad alemana de Frankfurt y la colectividad española residente allí vuelven a la normalidad tras haber efectuado la campaña de evacuación más grande de la historia de la República Federal.

La bomba había sido descubierta durante los trabajos de construcción en el Westend de Frankfurt la pasada semana. Tonelada y media de explosivos lanzada por el ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial. Se calcula que cerca de 250.000 bombas residen en el suelo teutón desde entonces. Es un país preparado y acostumbrado a este tipo de hallazgos por lo que el protocolo de evacuación y desactivación de la bomba se realizó con normalidad y rápidamente. Cerca de 70.000 personas fueron desalojadas de sus viviendas en un diámetro de tres kilómetros, además de dos grandes hospitales y diez casas de retiro. 

Casas de familiares, pabellones y todo tipo de facilidades fueron puestas al servicio del ciudadano este fin de semana. Los museos de la ciudad abrieron sus puertas, gratuitamente, para que los afectados pudiesen pasar el día.

Desde las ocho de la tarde del domingo los habitantes de Frankfurt Westend pudieron regresar con normalidad a sus hogares. Las fuerzas de rescate comenzaron en la noche de ayer a trasladar a los pacientes a los hospitales afectados y a los geriátricos evacuados. Esta labor durará unos días pero se presume que el próximo jueves se recupere la normalidad absoluta de la ciudad.

Después de horas de alta tensión, los bombarderos Dieter Schwetzler y René Bennert consiguieron destruir los peligrosos explosivos británicos.

La desactivación de las minas de aire fue más complicada de lo que se suponía, porque los dos detonadores no podían ser removidos y separados. Después de que los detonadores fueron removidos, los cerca de kilo y medio de explosivos fueron llevados en camión a una compañía especializada en Baja Sajonia. Allí, la cáscara de la bomba fue serrada y el explosivo quemado.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca