EL PATRONATO DEL INSTITUTO CELEBRÓ SU REUNIÓN ANUAL EN EL PALACIO DE ARANJUEZ

El Cervantes abrirá tres nuevos centros y dedicará el incremento presupuestario al Plan de Choque Cultural

| 11 Octubre 2017 - 18:39 h.
De izda. a dcha., Juan Manuel Bonet, Alfonso Dastis y José Antonio Escudero, durante la reunión del Patronato.
De izda. a dcha., Juan Manuel Bonet, Alfonso Dastis y José Antonio Escudero, durante la reunión del Patronato.

El Instituto Cervantes abrirá tres nuevos centros y dedicará el esperado incremento presupuestario al Plan de Choque Cultural, que prevé múltiples actividades para “tomar un nuevo impulso”. Son algunos de los asuntos abordados este miércoles en la reunión del Patronato celebrada en el Palacio Real de Aranjuez (Madrid) en ausencia de los Reyes y del presidente del Gobierno debida a la “zozobra nacional” creada por la situación en Cataluña, según afirmó el director del Cervantes, Juan Manuel Bonet.

Es la primera vez que el Rey, presidente de honor del Patronato del Cervantes, no asiste a una reunión anual del máximo órgano rector de la institución (si bien en una ocasión don Juan Carlos estuvo representado por el entonces príncipe Felipe por razones de salud). Tampoco había precedente en la ausencia del presidente del Gobierno, que es el presidente ejecutivo del Patronato.

No obstante, se ha querido mantener la normalidad institucional y la cita, prevista con meses de antelación, se celebró con la participación del ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, y de los secretarios de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Fernando García Casas, y de Cultura, Fernando Benzo.

Juan Manuel Bonet presentó el balance del último curso académico, en el que destacan las casi 140.000 matrículas de español. El número de candidatos a obtener el Diploma de Español DELE aumentó un 22%: más de 109.000 aspirantes realizaron la prueba en el millar de centros de examen que existen en 120 países.

Por otro lado, casi 142.000 personas se presentaron a la prueba de conocimientos constitucionales y socioculturales de España (por sus siglas, CCSE), diseñada y elaborada por el Instituto Cervantes, y que deben superar quienes aspiran a obtener la nacionalidad española por residencia o por su origen sefardí.

 

Crece la red de centros

Habrá más centros del Cervantes en esta “nueva fase de crecimiento”, anunció Bonet. El próximo año se abrirá un centro en Dakar (Senegal), donde hoy solo existe un Aula Cervantes y que será el primero en África Subsahariana. También comenzarán las gestiones para abrir un centro en Zurich, el primero en Suiza. El tercer nuevo centro previsto, aún sin fecha concreta, estará en Seúl (Corea del Sur), capital que cuenta actualmente con un Aula Cervantes. Hacía cinco años que no se ampliaba la red de centros: el último fue inaugurado en 2012 por los entonces príncipes Felipe y Letizia.

Juan Manuel Bonet sigue preparando el llamado Plan de Choque Cultural que anunció en su toma de posesión el pasado mes de febrero. Un plan que diseña junto con el director de Cultura, Martín López-Vega, quien se incorporó en julio, y cuyo objetivo es “tomar un nuevo impulso y abrirse al futuro”. “Para ese plan –dijo el director– contamos ya con un cierto incremento del presupuesto cultural, sensiblemente mayor (algo más de un 10%) que en los últimos ejercicios”. El plan está ligado, por tanto, al esperado aumento de presupuesto para 2018, un incremento que se dedicaría especialmente a la promoción cultural.

Y aunque el presupuesto está sin cerrar, Bonet adelantó algunas iniciativas, como una batería de cuatro exposiciones en torno a fotógrafos españoles e iberoamericanos comisariadas por escritores; dos grandes muestras sobre cinco siglos de relaciones España-Brasil (en 2019) y sobre la presencia de Marruecos en la cultura española (en 2020); y al menos cuatro gabinetes bibliográficos: sobre Arturo Barea, el poeta Leopoldo de Luis, la Academia de Ciencias Exactas y el exilio reunido por la biblioteca del Cervantes de Toulouse.

Igualmente habrá grandes conmemoraciones: de Azorín y Miguel Hernández este año, y después, de Juan Sebastián Elcano, el ultraísmo o el Camino de Santiago. También, un plan de publicaciones, una agenda de congresos en diversos lugares y una importante renovación del portal en internet para hacerlo más ágil y visual, y que dé acceso a miles de archivos que configuran la memoria de los 26 años de trayectoria del Instituto.

El Cervantes “disfruta de buena salud económica”, hasta el punto de alcanzar un 48% de autofinanciación, que en algunos casos roza el cien por cien, como en Shanghai (China), donde se superan las 4.000 matrículas al año. Respecto a otras cifras de actividad, el secretario general, Rafael Rodríguez-Ponga, desveló en un desayuno de trabajo con periodistas los centros que están a la cabeza: Nueva York, en ingresos; Nueva Delhi, en horas de clase, y Roma y Milán, en diplomas de español DELE.

En dicha reunión informativa previa al Patronato, Bonet reiteró que se atraviesan “días de mucha zozobra” y recordó que el Cervantes trabaja en la promoción de las tres lenguas cooficiales y de la cultura ligada a estas. “No se puede decir que no estemos pendientes de estas cuestiones”, como lo demuestran los numerosos actos culturales relacionados con Miró, Albéniz, Granados, Gaudí, Josep Pla o la poesía catalana.

 

Brindis a cargo del ministro Dastis

La reunión se cerró con un almuerzo al que asistieron invitados una treintena de embajadores y representantes de países iberoamericanos. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación fue el encargado de pronunciar el brindis de honor, en el que dedicó “un respetuoso recuerdo a Sus Majestades, que en un día como hoy no han podido estar entre nosotros”. Destacó el apoyo y el compromiso de la Corona con el Instituto Cervantes para la celebración del Patronato “en este espléndido palacio, conjunto monumental” con una larga historia.

Alfonso Dastis agregó que el Cervantes “es el garante de la difusión no solo de las lenguas hispánicas”, sino también el “comendador” de una cultura de prestigio que se afianza cada vez más como una de las elevadas. «Ustedes –concluyó el titular de la diplomacia española– son los depositarios de esa riqueza y los responsables de su difusión y su custodia”.

Asistieron a la reunión, además del ministro y los secretarios de Estado, los escritores Antonio Gamoneda, Valentí Puig, Carme Riera, Sergio Ramírez y Juan Villoro; el cineasta Manuel Gutiérrez Aragón; la pianista Rosa Torres-Pardo (recientemente distinguida con el Premio Nacional de Música); el director de la Academia Mexicana de la Lengua, Jaime Labastida; los presidentes de las Reales Academias de Ciencias Exactas y de Ciencias Morales y Políticas, y los rectores de las Universidades de Alcalá y Pontificia de Comillas, entre otros patronos.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca