CONTÓ CON LA PRESENCIA, POR PRIMERA VEZ, DEL NUEVO EMBAJADOR, JAVIER SANGRO

Cerca de 2.000 personas participaron en la romería del Hogar Español de Ancianos en Montevideo

| 11 Abril 2018 - 14:11 h.
Numerosas personas participaron en la romería del Hogar Español de Ancianos.
Numerosas personas participaron en la romería del Hogar Español de Ancianos.

La romería más esperada del año en Montevideo es, sin lugar a duda, la realizada por el Hogar Español de Ancianos, que este año contó con la presencia, por primera vez, del nuevo embajador de España, Javier Sangro Liniers, y su esposa, Ana Clara, según relata el periódico digital españavale.com.

También destacó la presencia del cónsul general, José Rodríguez Moyano; el consejero de Empleo, Benito Diez Arce, y su esposa Mari Carmen; el consejero cultural, Asís Barrera López, y su esposa; el delegado de la Xunta de Galicia, Alejandro López Dobarro; la directora del BPS, Elvira Domínguez; y el presidente del CRE y de la FIEU (Federación de Instituciones Españolas en el Uruguay), Jorge Torres. Todos compartieron mesa con el presidente de la institución, Angel Domínguez, que se ha manifestado muy agradecido por la colaboración de todos y en especial del directorio de la institución.

A este evento, que se celebró el domingo 8, acudieron, como cada año, todas las instituciones vendiendo sus exquisiteces gastronómicas, con el fin de recaudar para beneficio del ‘buque insignia’ de la colectividad.

Los cuerpos de danzas de cada institución desfilaron por el escenario, poniendo el colorido y la tradición para disfrute de todos. En esta ocasión bailaron: un grupo de islas canarias, los del centro pontevedrés, los del centro asturiano, el centro gallego, Casa de Galicia, las pandereteiras de Morgadanes, la banda de Irmandades, y los infaltables ‘Os de antes’, que recorrieron con sus instrumentos mesa a mesa, de los cerca de 2.000 comensales en esta romería del Hogar.

Pepe García ha entonado sus ya conocidas canciones del emigrante, removiendo la morriña con sus ‘2 patrias’, y como invitados especiales han actuado los Mariachis que con su música mexicana tradicional formaron una farándula en la pista.

Los peques de la academia de baile de Claudia Carcasía también deleitaron e hicieron destellar flashes y comprar baberos grandes a sus padres y abuelos.

Cada caseta ofreció a los visitantes sus especialidades gastronómicas. Por ejemplo, la tradicional paella siempre está a cargo de los valencianos. El humeante asado con cuero repartido en seis grandes parrillas hacía agua la boca a todos; desde el estand de los riojanos el aroma a las deliciosas alubias hacían formar fila; y los calamares a la romana eran degustados en el bar.

El caldero del Centro Gallego también bullía con una ‘queimada’. De las tortillas se encargó el Centro Bergantiños, mientras que el Ourensán competía con los cantimpalos y queso manchego con bastante pimentón, mientras que una gran fabada era servida por los maestros astures. El Centro Pontevedrés sorprendió con gambas al ajillo y paella.

Los ancianos son los agasajados de la tarde y los que más disfrutan de todo, asistidos por las enfermeras o familiares. Aquellos que pueden bajar a los jardines mejor, los otros desde sus ventanas participan con sus familiares visitantes de un día distinto con mucha música y olores diversos que les recuerdan sus tierras de origen.

De la parte dulce se encargaron los hijos de Galicia y las damas del hogar, que además atendieron las rifas, sorteos y donaciones, intercalando con cada grupo de danza que subía a escena.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca