Castelao Bragaña dimite de la presidencia del CGCEE días después de aceptarla

| 06 Octubre 2012 - 13:22 h.
José Manuel Castelao Bragaña, durante el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior.
José Manuel Castelao Bragaña, durante el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior.

José Manuel Castelao Bragaña presentó el pasado viernes al director general de Migraciones, Aurelio Miras, su renuncia a la presidencia del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior (CGCEE), que asumió el lunes de esa misma semana en el I Pleno del VI Mandato del organismo, celebrado en Santiago de Compostela, después de que trascendiese un desafortunado comentario suyo: “Las leyes, como las mujeres, están para violarlas”. El periódico ‘El País’ dio la información, que posteriormente corroboró en términos generales ‘Crónicas de la Emigración’.

El incidente se produjo el martes, al término de la reunión de la Comisión de Cultura y Educación para designar a su presidenta y vicepresidenta, si bien el hecho no transcendió durante la reunión del organismo más allá de que al finalizar las sesiones Castelao pidió públicamente disculpas a las consejeras que habían estado presentes, sin decir la causa sino un “ellas saben por qué lo digo” y asegurar que nunca saldría de su boca nada parecido.
Según explica ‘El País’, citando a “varias de las personas que estuvieron en la reunión”, “en su segundo día como presidente de los españoles en el exterior, José Manuel Castelao estaba reclamando el acta de la reunión a una de las comisiones, la mesa de Educación y Cultura, a quien le faltaba un voto para formalizar el documento. ‘No pasa nada. ¿Hay nueve votos? Poned diez… Las leyes son como las mujeres, están para violarlas’, dijo”.
“Ana María Navarro, canaria y miembro del consejo por Venezuela, donde vive, explica que se quedó atónita. ‘Fue una frase absurda y desafortunada, y más viniendo de una personalidad como él, el presidente de un organismo’, dice. Un comentario y un sentimiento que comparten otros miembros de la mesa de Educación y otros delegados del Consejo de Ciudadanía Exterior”, detalla.
Tras lo ocurrido, los miembros de la comisión de Educación y Cultura redactaron un escrito que entregaron al director general de Migraciones, Aurelio Miras Portugal, en el que exigían a Castelao Bragaña disculpas públicas.
‘El País’ también recoge declaraciones de Myriam Herrero, representante por Suiza en el Consejo y también miembro del PSOE, explicando que cuando supo de la existencia de la carta, el propio Castelao se acercó a la Mesa de Educación para pedirles disculpas personalmente. “Nos pidió perdón, nos dijo que sentía lo que había dicho y que para nada una frase así o similar volvería a salir de su boca. Pero las cosas hay que pensarlas antes de decirlas y tendría que tener interiorizado que un comentario así es intolerable”, manifiesta la consejera por Suiza.


Iniciativa propia
Castelao ha explicado que nadie le ha pedido la renuncia, que ha sido iniciativa suya presentarla. También asegura que su comentario se ha malinterpretado. “No siento para nada el sentido que la frase tiene y no es el sentido que yo le quise dar. Cité la frase, lo reconozco, pero en el sentido inverso, aunque no puedo achacar a otro una responsabilidad que es mía”, ha declarado.


Disculpas
“Lo siento mucho. Lamento profundamente lo que ha ocurrido. Y doblemente: por quienes lo escucharon, casi todo mujeres, porque les generé un dolor; y por mí, porque construí un edificio que se me viene encima”, añadió.
En su petición de disculpas también ha manifestado que “si pudiera hacer alguna penitencia para borrar lo que hice la haría”, y que “no tengo para nada ningún pensamiento contra la mujer, que me merece todos mis respetos. Es más, soy un devoto de la mujer”, añade.
El incidente sorprende a quienes hemos tratado con Castelao, que siempre se ha distinguido por el respeto y el afecto con el que se ha relacionado con los miembros del CGCEE y con quienes trabajamos en torno al organismo.
Castelao, de 71 años, asumía el lunes 1 de octubre la presidencia del CGCEE por segunda vez, después de haberla ejercido durante dos legislaturas en una etapa anterior. También fue diputado del PP en el Parlamento de Galicia entre 2005 y 2009.


Compromiso de respeto, lealtad y trabajo
En su intervención ante el pleno del CGCEE tras haber sido nombrado presidente, Castelao Bragaña se había comprometido ante los consejeros a trabajar con “respeto, lealtad y trabajo” y había explicado que la falta de unanimidad en su elección como presidente –fue elegido con el 74% de los votos a favor– suponía que asumiera su cargo “con mayor responsabilidad”. “Espero –aseguró– que algunos de los que votaron en contra o en blanco, cuando me vaya me digan que, tras conocerme, sí me hubiesen votado”.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

publicidad

Hemeroteca