NO PUDIERON REGRESAR ANTES DEBIDO A UN INCIDENTE EN EL AEROPUERTO DE GUAYAQUIL

Un avión de Iberia sin pasajeros aterrizó en Quito para trasladar a más de 300 personas, en su mayoría españoles

| 22 Marzo 2020 - 19:11 h.

Un avión de Iberia sin pasajeros aterrizó el sábado por la noche en el aeropuerto de Quito, para trasladar este domingo a más de 300 personas, en su mayoría españoles, que no pudieron regresar a su país esta semana debido a un incidente en Guayaquil.

Minutos antes de las 17:00 de la tarde hora local (22:00 GMT), la aeronave tocó tierra en el Aeropuerto Mariscal Sucre, de Tababela, población situada a unos 25 kilómetros de la capital ecuatoriana, y se dirigió a un área de descanso de la terminal a la espera de que el domingo despegase con dirección a España.

Los 13 miembros de la tripulación que viajaban a bordo del avión pernoctaron en un hotel aledaño bajo unos protocolos de seguridad especiales en vigor por la emergencia sanitaria decretada en el país para hacer frente al COVID-19, indicaron a Efe fuentes de la Corporación Quiport, concesionaria del aeropuerto quiteño.

A lo largo de la jornada, grupos de españoles en Ecuador comenzaron a llegar a Quito desde diferentes puntos del país para poder abordar el avión que los transportará a España, tras haber perdido la posibilidad de hacerlo desde Guayaquil por la cancelación de su vuelo previsto ese sábado.

El de este domingo es un vuelo con capacidad para 359 pasajeros, de carácter humanitario y fue aplazado por Iberia después de que la alcaldesa de Guayaquil, Cyntia Viteri, ordenara el miércoles el bloqueo en pista a un avión de la aerolínea que pretendía repatriar a españoles.

A pesar de la cancelación del vuelo que debía partir el sábado, al menos una decena de viajeros de diferentes nacionalidades se acercaron a la terminal de Quito con sus maletas, en medio de la incertidumbre y desconcierto, porque aseguraban que la compañía había “confirmado” su viaje.

“Llegamos a Quito y estamos bien”, expresó a Efe Irene Gómez, una enfermera de 24 años oriunda de Barcelona, que integra un grupo de decenas de cooperantes sanitarios españoles que viajaron al país andino el pasado 24 de febrero en un programa de voluntariado.

Una docena de esos voluntarios del ámbito de la salud viajó desde la población de Babahoyo, en la región costera, hasta la capital ecuatoriana vía terrestre y gracias a los salvoconductos facilitados por el Consulado General de España en Guayaquil.

Por la tarde fueron llegando el resto de los grupos, como el liderado por Pep Carreras, coordinador del equipo de cooperantes, que llegó a la capital ecuatoriana desde Guayaquil, un viaje de más de ocho horas en autobús facilitado por el Consulado en esa ciudad.

“Es un poco confuso todo, porque el vuelo de mañana no lo tenemos muy claro. Nos han cancelado ya tres o cuatro vuelos”, manifestó a Efe este ecólogo natural de Sant Hilari Sacalm (Girona).

Carreras afirma que la mayoría de los integrantes del equipo sanitario “tienen ganas de llegar para poder ponerse a ayudar”, aunque también reconoce que existe “un cierto miedo, porque vamos a un país donde el índice de contagio es mucho mayor que en Ecuador”.

Ecuador se encuentra en emergencia sanitaria desde el pasado lunes y todos los vuelos comerciales extranjeros con pasajeros fueron cancelados desde entonces para impedir la “importación” de posibles casos de contagio.

Sin embargo, los esfuerzos de la Embajada de España en Ecuador y de sus consulados en Quito y Guayaquil, habían logrado concertar tres vuelos de Iberia al país para los días 18, 20 y 21, los dos últimos, cancelados después del suceso en Guayaquil.

El jueves, la ministra española de Exteriores, Arancha González Laya, habló por teléfono sobre el incidente con su homólogo ecuatoriano, José Valencia, para coordinar nuevos vuelos y garantizar que se no produciría un caso similar.

La Embajada de España en Ecuador, que mantiene una célula de crisis desde que rige el estado de emergencia sanitaria en el país, expresó que “mantiene el contacto con los viajeros del vuelo de mañana (domingo)” y que había provisto “los salvoconductos necesarios para ir al aeropuerto, exigidos por el Gobierno ecuatoriano”.

La legación diplomática también insistió en que continúa las gestiones para “conseguir más vuelos y poder colocar a españoles que quedaron en Ecuador en otras compañías europeas”.

Fuentes de la empresa que gestiona el aeropuerto de Quito precisaron a Efe que las únicas compañías que están operando vuelos para trasladar pasajeros al exterior son Iberia, KLM y Air France.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS
  • Colección Cronicas de la Emigración

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Hemeroteca