La Asociación Española de Cinco Saltos está instalando un sistema de aire acondicionado en el cine teatro

| 19 Junio 2017 - 09:51 h.
Vista del cine teatro con el sistema de aire acondicionado ya instalado.
Vista del cine teatro con el sistema de aire acondicionado ya instalado.

La Asociación Española de Socorros Mutuos de Cinco Saltos es una entidad que volvió a los orígenes y no para de crecer. Su último avance es la instalación de un sistema de aire acondicionado en el cine teatro.

La Asociación Española de Cinco Saltos, como la mayoría de las entidades similares de todo el país, inició sus actividades en la década del 20, con la finalidad de dar contención, apoyo y recreación, en un lugar común, para todos aquellos que abandonaron su tierra, su cultura y sus afectos en busca de nuevos horizontes.

Entre las actividades que realizara en la década del 30, fue la construcción del bar y confitería ‘La Española’, que, además de su actividad específica y lugar de encuentro, empezó a funcionar como biógrafo los fines de semana.

Fue a fines de los años 40 que, con el apoyo de varios socios (quienes donaron cinco mil ladrillos, otros numerosas bolsas de cemento y no faltó aquel que prestara fondos) se inició la construcción del cine. Un ambicioso proyecto para un pueblo nacido en 1914 y con una población próxima a los 10.000 habitantes.

El dinero no alcanzaba, pero la voluntad no se apagaba. Fue así que alquilando el local construido como galpón de empaque de fruta, salón de fiestas y todo lo que pudiera arrimar los medios necesarios para alcanzar el objetivo, a principio de los 50 se habilitó el cine.

Fue lugar de encuentro, de esparcimiento, de nacimiento de numerosos noviazgos y escenario de teatro por donde pasaron numerosos artistas nacionales.

Sin embargo, con el paso de los años, los finales del siglo XX marcaron una caída de todos los cines, casi hasta su desaparición. Cinco Saltos no fue la excepción y así cerró sus puertas la sala.

La añoranza y los recuerdos de cosas vividas en esas cuatro paredes llevaron a que un grupo de asociados, cuya edad promedio era ‘cincuenta’, tomaran como propio el desafío de sus mayores y fue así que el 8 de abril de 2011 se reabrió como ‘Espacio INCAA’.

La sala volvió a brillar: cine, teatro y espectáculos solidarios marcaron su funcionamiento. El objetivo: servicio a la comunidad. 

Eran necesarias tareas de mantenimiento y mejoras. El Gobierno de España, a través del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, subsidió el arreglo del techo y la ampliación del escenario. Con la recaudación de las actividades que se realizaban, se cambió toda la instalación de electricidad, se retapizaron las butacas, se rehizo el piso y se llevaron adelante numerosas obras para mantener y mejorar la sala.

El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales proveyó un equipo de última generación que permite proyectar en 3D y acceder a los últimos estrenos cinematográficos. 

El esfuerzo de aquellos mayores se ve hoy reflejado en una sala al servicio de toda la comunidad. Vuelven a lucirse el cine, el teatro, las actividades solidarias y es el lugar en que finalizan su curso anual escuelas de danza y música no solo de la localidad sino de toda la región.

Como no son válidas sólo las intenciones, sino que es necesario optimizar el servicio que se brinda, hoy se está instalando un sistema de aire acondicionado. El esfuerzo es grande, pero parecen ser las migas de aquel pan que hemos heredado.

El proyecto en general es visto con gran satisfacción por los más de 30 socios nacidos en España que hoy son parte de la entidad y sienten la sensación de sano orgullo que han sentido los fundadores de esta entidad.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca