Más de 200 personas participaron en la celebración del 104º aniversario de la Colonia Leonesa de Cuba

| 20 Agosto 2018 - 14:19 h.
Un momento de la celebración del 104º aniversario de la Colonia Leonesa de Cuba.
Un momento de la celebración del 104º aniversario de la Colonia Leonesa de Cuba.

Unas 215 de  personas entre socios e invitados de la Colonia Leonesa de Cuba festejaron el 104º aniversario esta sociedad leonesa el pasado 4 de agosto en el Club Villarino sito en 33 y 38, en el municipio de Playa.

La actividad, que dio inicio con los himnos de Cuba, España y León, estuvo presidida por Raúl Parrado y miembros de su Junta Directiva y contó también con la presencia de María Antonia Rabanillo, presidenta de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas, así como con la de los presidentes y directivos de las otras sociedades castellanas.

Lida Libran, vicepresidenta de la Colonia Leonesa, tuvo a su cargo las palabras iniciales en que recordó que esta sociedad fue fundada el 29 de julio de 1914  e hizo un recuento de estos años de trabajo de la sociedad. También informó que el presidente de La Diputación de León ya no viajaría para la entrega de la Medalla de Oro que la Diputación de León otorgó a esta entidad, sino que sería Parrado, junto con tres miembros de la Sociedad, los que irían a León para recibir esta distinción.

Como hecho histórico curioso, Libran señaló que en el momento de la fundación, la entidad contaba con 85 socios leoneses, uno asturiano y el otro era de Valladolid. También recordó que la Junta Directiva inicial estaba integrada por siete miembros: presidente, vicepresidente, tesorero y vicetesorero, secretario y vicesecretario, cuarenta vocales y diez suplentes. Contaba, además, con cuarenta vocales y diez suplentes, todos eran hombres, no había ni una mujer.

Desde los mismos inicios en las primeras Juntas Directivas se planteó la necesidad de construir un Panteón Social para los asociados y sus familiares. En mayo de 1918 se acuerda comprar una parcela en el Cementerio de Colón de 120 metros al costo de 1.200 pesos nombrándose una comisión para iniciar la suscripción con objeto de recaudar los fondos necesarios para su construcción, lo cual tiene éxito. En junio de 1918 se hace una gira en La Bien Aparecida, otra en agosto y ya en octubre se cubre el costo de la compra del terreno. Para junio del año siguiente se había abonado el costo del panteón que ascendió a 7.000 pesos y comienza a buen ritmo su construcción, quedando ya casi construido pocos meses después por lo que comenzó a brindar servicio ya casi terminado en 1919.

Aunque podemos considerar 1919 la fecha en que empiezan a funcionar los nichos, no fue hasta 1921 en que se celebra el acto de la misa y bendición del panteón que estuvo a cargo del capellán de Honor Anastasio Fernández. Reafirmó la vicepresidenta de la Colonia Leonesa que el panteón cumple su centenario y como es lógico está necesitando ya una buena reparación capital.

Luego, en la década del 50 –señaló Lida–  se construyó la capilla  con las imágenes de los santos patrones, la Virgen del Camino y San Froilán.

Seguidamente destacó que en el transcurso de estos últimos años la mujer en todo el mundo ha tenido conquistas en cuanto a sus derechos y su vida social y en Cuba ha avanzado notablemente en ese sentido; por lo que hay que destacar también que “la presencia de la mujer en la Colonia Leonesa se ha fortalecido tanto en su membresía como en su dirección, pues en la actualidad la Junta Directiva está conformada por 14 directivos y el 50% son mujeres”.

Lida recordó que esta actividad es subvencionada por el Instituto Leones de Cultura de La Diputación de León y terminó expresando: “Festejemos este 104º aniversario y convocamos para el próximo año la llegada del centenario de nuestro Panteón Social”.

Acto seguido se dio paso a la parte cultural en el que participó el cuerpo de baile de la Colonia Leonesa de Cuba creado en 1995, ‘Palmas y Olivos’, dirigido por Antoinette Torres García, y que interpretó desde baile andaluza a danza moderna, ballet y diferentes bailes cubanos. También participaron Yadira Estrus, Yunier Díaz y María Cristina.

Terminada la parte cultural y amenizada por una música suave tuvo lugar una sabrosa y exquisita merienda que los socios disfrutaron compartiendo en animadas charlas junto con otros, con los recuerdos inolvidables del ayer y los gratos de hoy.

 

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca