CON UNA DISERTACIÓN EN EL SALÓN QUIJOTE DEL CENTRO REGIÓN LEONESA EN BUENOS AIRES

El Centro Región Leonesa y el Centro de La Plata conmemoraron el Milenario de los Fueros de León

| 18 Julio 2017 - 18:23 h.
Actuación del coro, dirigido por la profesora Seijó.
Actuación del coro, dirigido por la profesora Seijó.

El Centro Región Leonesa y el Centro Castilla y León de La Plata conmemoraron el Milenario de los Fueros de León con una disertación, que tuvo lugar el 5 de julio, en el Salón Quijote del Centro Región Leonesa en Buenos Aires.

La conferencia, que estuvo a cargo de Manuel Díez Selva y Carlos Ricardo Ceccherelli, contó con la presencia de una importante delegación de directivos y socios de la asociación platense, encabezados por su presidente, Jorge García.

Antes de dar paso a las exposiciones de Díez Selva y Ceccherelli, se proyectó un reportaje de la Consejalía de Cultura, Patrimonio y Turismo de León que incluye una entrevista a Margarita Torres, consejala del área.

Seguidamente, Díez Selva, abogado, diploma de honor y Premio Editorial ‘El Derecho’ se adentró en los principales aspectos en lo político, lo social y lo religioso que dominaban en la Edad Media.

Por su parte, Ceccherelli, abogado y docente, explicó la función y la importancia de los Fueros del año 1017, que posicionaron a León en la vanguardia de la historia jurídica.

Esta presentación, explicaron los directivos del Centro Castellano Leonés de La Plata, forma parte de una serie mayor de trabajos realizada por la casa bonaerense a propósito de la conmemoración de este acontecimiento destacado.

Tras las disertaciones, la profesora Milagros Seijó y su coro interpretaron una selección de canciones tradicionales leonesas, y a su término se sirvió un vino de honor.

 

Los Fueros de León

Los Fueros de León, detallaron los disertantes, no son otra cosa que un conjunto de disposiciones dictadas en 1017 por el rey leonés Alfonso V para la ciudad de León quien convocó para su aprobación un concilio en la Catedral.

Estos conforman un conjunto de normas de Alfonso V que plantaron la semilla utilizada más tarde en los códigos donde germinaron las ideas de democracia y de Europa.

Es considerada la primera recopilación de fueros existente en la Península Ibérica y están compuesto por las primeras 20 normas, vigentes para todo el Reino.

De ellas se desprende una concepción del Derecho que trasciende las penumbras medievales y se adentran en la modernidad.

Entre las disposiciones se observa el interés por mantener el ejercicio y aplicación de la justicia de un modo independiente, diferenciando este poder de los otros. También se contemplaron las primeras garantías procesales.

Es más, coincidieron los disertantes, fue un texto pionero al tratar de separar Iglesia y Estado en plena Alta Edad Media; albergó el reconocimiento de la protección de la persona y los bienes de los habitantes del Reino; y contempló por primera vez los derechos de la mujer, en el ámbito del matrimonio y en materia hereditaria.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca