LA PONENCIA QUE ESTÁ ELABORANDO ESTA NORMA HA TRATADO LAS ENMIENDAS A LA LEY

La Ley de Asturianía va a reconocer a los emigrantes en Europa sin necesidad de vincularse a un Centro Asturiano

| 22 Febrero 2018 - 08:37 h.

La nueva Ley de Asturianía, que en este momento se encuentra en fase de ponencia, va a reconocer los derechos de la nueva emigración asturiana. Es decir, de la juventud asturiana emigrada a otros países europeos y que no se encuentra vinculada a un Centro Asturiano. Este miércoles, la ponencia que está elaborando esta norma, que sustituirá y modernizará a la vigente –aprobada en 1984–, ha tratado durante dos horas las enmiendas a la misma. Se trata de una ley que busca reconocer el derecho de los residentes en el exterior a colaborar y compartir la vida social y cultural de Asturias.

Según ha señalado la presidenta de la ponencia, la diputada de IU-IX Concha Masa, el reconocimiento a los emigrantes asturianos “de nuevo signo” está en el trasfondo de varias de las enmiendas. Así, se ha aprobado incluir una –que va a fusionar las presentadas por Podemos y Ciudadanos–, para crear un censo de asturianos en el exterior. Al mismo se podrán incorporar de manera voluntaria asturianos que están fuera de España y que no tienen posibilidad de participar en un Centro Asturiano. “Se trata de una medida que refleja una realidad que ahora se da mucho en la juventud asturiana, lo que les daría cobertura y permitiría conocer a efectos estadísticos cuánta gente hay afuera”, ha explicado Masa, que ha añadido que antes la emigración estaba más agrupada, “pero ahora es más dispersa y los asturianos en el exterior tienen sus derechos independientemente de que pertenezcan a un Centro Asturiano”.

Con todo, la Ley no va a poder reconocer los derechos de los asturianos residentes en otras partes del Estado, ya que se produciría una incompatibilidad con el Estatuto de Autonomía. Así, en su título preliminar, el de más valor simbólico, el Estatuto reconoce los derechos políticos de los ciudadanos españoles residentes en el extranjero que hayan tenido la última vecindad administrativa en Asturias, “y acrediten esta condición en el correspondiente Consulado de España”. Además, “si así lo solicitan”, reconoce los mismos derechos para sus descendientes “inscritos como españoles”. Sin embargo, establece que las comunidades asturianas asentadas fuera de Asturias –sin especificar si es fuera o dentro de España– podrán solicitar el reconocimiento de su asturianía, que se regulará a través de una ley “que en ningún caso implicará la concesión de derechos políticos”.

Otras de las enmiendas aprobadas recoge la promoción de programas de intercambio virtual y asesoramiento para jóvenes, además del derecho de la emigración a conocer la lengua asturiana –que salió adelante por unanimidad– y la promoción de la investigación sobre la historia de la emigración.

La que fue rechazada fue una enmienda de Podemos y IU-IX en defensa de la paridad en los órganos de dirección de las Comunidades Asturianas, “pero el resto de los grupos la redujeron a una redacción que habla de procurar la paridad”. “Hubo que ceder un poco, nosotros proponíamos que la paridad tuviese un incentivo mayor”, ha señalado Masa.

La próxima reunión de la ponencia será el 7 de marzo y, según la presidenta de la Comisión, esperan terminar los trabajos en ese momento. Luego pasaría a Comisión y más tarde a Pleno, donde los grupos que hayan visto rechazadas sus enmiendas podrán volver a intentar introducirlas. “Es una norma que cuenta con bastante consenso”, ha indicado Masa, que ha afirmado que, en su conjunto, la Ley de Asturianía está muy apoyada “y no creo que haya problema para que se apruebe, con los matices que pueda haber”.

Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Álbumes de Fotos

Hemeroteca