EL ALCALDE DE LA LOCALIDAD SEVILLANA DE MARINALEDA (ANDALUCÍA) VISITÓ VENEZUELA

Sánchez Gordillo: “Venezuela se ha convertido en la esperanza del mundo”

| 04 Junio 2012 - 13:58 h.
El alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo.
El alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo.

“Venezuela está haciendo historia y se ha convertido en la esperanza del mundo porque ha recuperado su soberanía”, indicó el alcalde del municipio sevillano de Marinaleda (Andalucía), Juan Manuel Sánchez Gordillo.
Sánchez Gordillo visitó la pasada semana Venezuela invitado por el Sistema Nacional de Medios Públicos, entre ellos –YVKE Mundial, AVN, VIVE TV y Saime– para dar a conocer la exitosa experiencia desarrollada en su tierra natal.
“Ustedes están haciendo historia, ustedes son una esperanza para el mundo porque se rebelan contra el sistema imperialista para recuperar su soberanía”, dijo el edil.
Informó que se construirá en Marinaleda, un complejo habitacional, el cual será bautizado con el nombre del presidente de la República, Hugo Chávez Frías, “aunque haya escándalo”, aseguró.
Sánchez Gordillo auguró que el 7 de octubre los venezolanos y millones de personas se jugarán el futuro de la elección del presidente. Finalmente, subrayó que, en una verdadera revolución, “un recurso natural como el petróleo pasa a manos del pueblo, a manos públicas”. El alcalde del municipio de Marinaleda, en Sevilla, resaltó que el verdadero enemigo “es el mayor ladrón de soberanía del planeta, y se llama imperialismo económico”.
Con aproximadamente 3.000 habitantes, el municipio sevillano de Marinaleda se erige en la actualidad como una comunidad modelo por sus avances sociales, políticos y económicos, dentro de una España visiblemente afectada, al igual que otras naciones europeas, por la crisis sistémica.
La mayor parte de la economía en Marinaleda gira en torno a las cooperativas populares. Las trabajadoras y los trabajadores de esta pequeña comunidad, situada en la comarca de Estepa, devengan un salario de 1.128 euros al mes por una jornada de 6 días y 35 horas semanales. Pese a la crisis, la vida para ellos es más fácil que para el resto de las españolas y los españoles, pues al recuperar las tierras y ponerlas a producir para su propio consumo y para el intercambio sus gastos se redujeron notoriamente.
En una entrevista concedida al diario ‘El Correo del Orinoco’, Juan Manuel Sánchez Gordillo, profesor de historia, diputado del Parlamento de Andalucía por el partido Izquierda Unida (IU) y alcalde de Marinaleda desde las primeras elecciones democráticas celebradas en 1979, tras la caída del régimen dictatorial de Francisco Franco Bahamonde, dijo que “(En Marinaleda) nos organizamos sindical y políticamente. Sindicalmente, cuando se legalizaron los sindicatos en España, después de la dictadura de Franco; y políticamente en el Colectivo de Unidad de los Trabajadores (CUT), que es un partido anticapitalista. En el año 1979 nos presentamos en las elecciones municipales, a través de la CUT, obtuvimos mayoría absoluta, y esa mayoría absoluta la hemos mantenido hasta la fecha. En las últimas elecciones, hechas hace menos de un año, hemos obtenido el 73 por ciento de los votos”.
“El principal problema que teníamos era el paro”, señaló. “¿Cómo fomentábamos el empleo? Consiguiendo tierras, entonces indagamos a ver quién tenía más tierras, y el que más tierras tenía era el duque del Infantado, amigo del rey Juan Carlos. Presionamos, y obtuvimos algunas tierras, y fue cuando comenzamos a mejorar. La tierra es de quien la trabaja”. Ahora en Marinaleda “todo el mundo gana el mismo dinero; eso es la democracia económica, nuestro segundo eje, porque de esta manera no se reparte el beneficio sino que los beneficios que generan las cooperativas se reinvierten en nuevos puestos de trabajo”, subrayó.
La tercera fase del proyecto, acotó, “es la democracia social, a la que vemos como un mecanismo que brinda a la población entera el acceso a todos los bienestares, y que tiene que ver con las facilidades que damos para la obtención de viviendas. Partiendo de allí, comenzamos a desarrollar un sistema urbanístico de autoconstrucción, mediante el cual se ha podido garantizar, sin distingo alguno, el derecho universal a la vivienda, con un pago mensual de al menos 15 euros”.

Ni una familia hipotecada
“En este momento, cuando hay 500 mil familias en España que están amenazadas por vía judicial de que van a perder sus casas porque no pueden pagar las hipotecas a los bancos, en Marinaleda no hay ni una sola familia hipotecada; más bien, todas las familias tienen acceso a la vivienda. Contrasta también el hecho de que en una Andalucía donde existen actualmente 250 mil parados (desempleados), 3 millones de pobres y el 33 por ciento de la población activa parada, en Marinaleda prácticamente tenemos pleno empleo y acceso a todos los bienestares públicos de manera sencilla. Todo esto, entre otras cosas, hace que la gente esté consciente de que éste es un proyecto de calado histórico, y que aunque sea pequeñito, constituye un referente importante a escala nacional e internacional”.
El nivel de vida en Marinaleda ha cambiado el 180%, porque antes la gente no tenía trabajo y ahora tiene, indicó el alcalde; “porque no había otra opción que la emigración y ahora se quedan en su pueblo, porque no tenían vivienda y ahora la tienen, y porque en este momento todos allí tenemos nuestras necesidades cubiertas y antes no, porque todos tienen acceso a la sanidad y a la educación y porque hemos conseguido que el impuesto indirecto no se suba. Todos esos han sido bienestares muy concretos que han repercutido en la vida diaria de la gente, de manera que no es que la gente sueñe la utopía en Marinaleda sino que la utopía está llegando a sus vidas y a sus bolsillos”.
“Estos países son una esperanza, no sólo para Iberoamérica sino para el mundo entero. Los intentos de Venezuela, Bolivia y Ecuador son una esperanza para la humanidad, con un capitalismo en crisis y una crisis sistémica que se quita la careta y muestra toda la crueldad infinita de este sistema violento e inhumano. En estas elecciones que ahora se originan en Venezuela, es muy importante, no sólo la victoria de Hugo Chávez, sino lograrlo también con la amplia mayoría, para que no se cuestione el proceso, sobre todo en la prensa internacional burguesa”, aseveró Sánchez Gordillo.
Con el ALBA, estimó, “también se está construyendo una forma de comercio que es imprescindible para poder sobrevivir al gran comercio que impone el imperialismo económico”.
“El hecho de que los pueblos se ayuden entre sí para lograr el bienestar común es un intento revolucionario muy significativo. Eso es lo que antes se llamaba internacionalismo proletario o la filosofía del entendimiento y la solidaridad. Experiencias como éstas están mostrando que otros modelos de economía son posibles”, concluyó el dirigente de Izquierda Unida.

Vota esta noticia:
Más acciones:
MÁS NOTICIAS

Boletín de noticias

Si quiere recibir información actualizada de Crónicas de la Emigración, envíenos su correo electrónico.
Suscribirse al boletín

Libros de Crónicas de la Emigración

Hemeroteca